Consultas | Seminarios | Quirología | Yoga | Meditación

 

Home

Trayectoria

Método Di Vito

Testimonios
Mi Proyecto

Revista Virtual

Seminarios Presenciales

Pregúntale a Javier
Libros

Meditaciones Temáticas en CD

DVD

Galería de Fotos

Contactame








Diseño Web:
ISIS DESIGN
Webmaster:
isis@mastermate.com.ar

Este sitio fue creado
el 1/07/05

 

REVISTA VIRTUAL


TIEMPOS MODERNOS: ¿POR QUÉ EL MUNDO SE HA VUELTO TAN VIOLENTO?

Por Javier Di Vito ®


Los reportes de violencia, insensibilidad y falta de respeto a los demás parecen ser moneda corriente en esta sociedad donde la gente vive como si nada fuera sagrado.

Estamos enfrentándonos a una gran crisis de valores humanos, una crisis que escapa a la fuerza política de turno, a los científicos, a los especialistas de la psique y al mundo del capitalismo. A mi juicio la salida a esta crisis global está en nuestra conciencia. La respuesta está en nuestra parte espiritual. Yo creo que a menos que entendamos esto nada cambiará afuera. La cuestión consiste en ver por qué estamos viviendo tan aceleradamente, tan mecánica e insensiblemente.
Lo que sucede en nuestro interior termina revelándose en lo exterior. Por más fuerzas de seguridad que los gobiernos saquen a la calle, por más instituciones empeñadas en cuidar nuestras acciones y por más medidas políticas que puedan aplicarse si el individuo no está centrado y en paz consigo nada será suficiente para conseguir una sociedad armónica y pacífica.
Vivimos sin prestar atención a lo que ocurre a nuestro alrededor. La gente vive tan atiborrada de pensamientos que solo en un momento de pánico parece estar presente en el cuerpo y en la vida misma. Es tremendo tener que pensar que estamos “dormidos” es terrible pero es así. Cada vez que nos estresamos, que no disfrutamos el tiempo presente; cada vez que arruinamos los lindos momentos con los seres queridos con algún reproche; cada vez que nos transigimos y hacemos cosas que no queremos hacer; cada vez que no somos sinceros con nosotros mismos y con los demás; cada vez que caemos presos del nerviosismo, la ira y la negatividad estamos ejerciendo una forma de violencia con nosotros mismos que no tardará en manifestara afuera. Queremos erradicar la violencia de nuestra vida pero aún no hacemos nada para entrenarnos para la paz.

Días pasados veía por televisión el testimonio de un hombre cuyo hijo había sido víctima de un accidente de tránsito, al parecer la causa había sido la velocidad desmesurada del conductor del vehículo quién también había fallecido; este hombre con la voz quebrada y destruido espiritualmente dijo algo que me conmovió: “Nuestra sociedad toda debería preguntarse ¿por qué cada día necesitamos más fuerzas de seguridad vial que nos controle?”

Por Javier Di Vito ®Se autoriza reproducir esta nota solo citando la fuente.

 

INFORMES Tel: 54-011 4542-2352 / Contacto: consultas@javierdivito.com