Consultas | Seminarios | Quirología | Yoga | Meditación

 

Home

Trayectoria

Método Di Vito

Testimonios
Mi Proyecto

Revista Virtual

Seminarios Presenciales

Pregúntale a Javier
Libros

Meditaciones Temáticas en CD

DVD

Galería de Fotos

Contactame








Diseño Web:
ISIS DESIGN
Webmaster:
isis@mastermate.com.ar

Este sitio fue creado
el 1/07/05

 

REVISTA VIRTUAL


ADQUIRIR MAYOR CONCIENCIA ESPIRITUAL: LA NECESIDAD MÀS URGENTE
DE LA RAZA HUMANA EN EL NUEVO MILENIO
©por: Javier Di Vito

Podemos tomar esta época como Apocalíptica, pensando que el hombre se está degenerando producto de la entrada a una fase más oscura del Ser o podemos ver detrás de ésta situación algo transformador y alquimizador.

Con la caída del banco mundial estamos siendo testigos del gran quiebre de la era materialista, una era dominada por el dinero, el consumismo, la falta de valores y el poder en manos de los que solo conocen el ego como eje central de la vida y no tienen otra perspectiva más allá de su ombligo.

De todas formas tengo la convicción de que este proceso de crisis es por algo bueno y mejor. Esta es realmente una “caída del catre” es un toque de realidad para la humanidad, es el desmantelamiento de lo superficial, de los decorados, de las grandes fachadas. Estamos asistiendo juntos a la caída libre de lo no real a nivel sociedad mundial y lo único que amortiguará el dolor de la caída será la conciencia espiritual. Y cuando hablo de conciencia espiritual no hablo de nada más que de los valores, del amor, del servicio desinteresado por el otro, del compartir, de las ganas de dar y prestar la mano a los más necesitados.
La política mundial hasta hoy solo ha servido para que los mandatarios hagan lobby y se paseen en autos poderosos y olviden lo más importante: El saber ayudar a tiempo. Y eso es algo que no solo se hace con dinero sino con un grado mayor de conciencia y sensibilidad por las necesidades de los demás.

Este colapso de la economía mundial es la caída de la "torre de babel" esa construcción mítica mencionada en la Biblia según se narra en el capítulo 11 del Génesis donde los hombres pretendían con la construcción de esa torre, alcanzar el cielo, pero se vino abajo, pues habían olvidado que el hombre tenía sus límites. Ojalá esta crisis nos deje un aprendizaje espiritual y nos demuestre que el egoísmo, la avaricia y la ambición desmedida del que solo “quiere para sí” también tiene límites.

Por ventura cada día hay más personas consientes que se están uniendo para hacer algo por el otro, están levantando su voz para que cambien leyes caducas, se termine la impunidad, el terrorismo, la inseguridad y se respeten de una vez y para siempre los valores y derechos humanos.
Por ventura cada día hay más gente interesada en expandir su campo perceptivo, aprender maneras de amarse y superar actitudes negativas, ya sea aprendiendo yoga, técnicas de relajamiento, tácticas de respiración para desacelerar la frecuencia cardiaca, reducir la fatiga, la ansiedad, calmarse, dormirse sin sedantes o simples formas de armonización espiritual y energética como legítimos medios de preservar la salud. Es evidente que transformando la mente negativa, los comportamientos irracionales y neuróticos puede transformarse la naturaleza humana y por ende a la sociedad toda.

Los nuevos niños cada vez más sensibles e inteligentes, abiertos desde temprano a los nuevos paradigmas nos están señalando la dirección que tomará el futuro. Las antiguas profecías y las canalizaciones de muchos psíquicos están coincidiendo en qué en los próximos años se caerán las fachadas y todas las estructuras que mantienen a nuestra humanidad en el cautiverio de la ignorancia y el materialismo.

La sociedad entera podría pacificarse y en consecuencia transformarse si la gente comenzara a vivir más meditativamente. Es irónico que la misma gente que no tiene paz mental quiera ver la paz mundial. La paz empieza por casa y comienza en la mente de cada uno de nosotros. La paz es como el amor, deben ser cultivados primero a nivel individual para que después continúen su viaje hacia eso que llamamos sociedad. Por lo mismo, adquirir mayor conciencia espiritual será a mi parecer, la necesidad más urgente de la raza humana en el nuevo milenio.

 

Por Javier Di Vito® Se autoriza reproducir esta nota solo citando su fuente.

 

INFORMES Tel: 54-011 4542-2352 / Contacto: consultas@javierdivito.com