Consultas | Seminarios | Quirología | Yoga | Meditación

 

Home

Trayectoria

Método Di Vito

Testimonios
Mi Proyecto

Revista Virtual

Seminarios Presenciales

Pregúntale a Javier
Libros

Meditaciones Temáticas en CD

DVD

Galería de Fotos

Contactame








Diseño Web:
ISIS DESIGN
Webmaster:
isis@mastermate.com.ar

Este sitio fue creado
el 1/07/05

 

REVISTA VIRTUAL


REFLEXIONES ACERCA DE LA BÚSQUEDA INTERIOR


¿Cuánto tiempo del día, de la semana o del mes le dedicas a la búsqueda interior? ¿Cuándo tu mente se desconecta realmente del mundo externo?
¿Qué haces para activar tu potencial interior o recuperar el espacio psicológico?



Por Javier Di Vito.
®

 

Aunque parezca irónico creo que muy pocas veces estamos un rato “a solas” con nosotros mismos, casi toda nuestra relajación queda confinada al mundo externo. Nuestros ratos libres los usamos para estar de alguna forma más absorbidos por el mundo exterior. Miramos la televisión, nos vamos al cine, leemos el periódico, nos vamos a un bar, hablamos por teléfono, chateamos en la computadora, hacemos pilates o nos vamos de Shopping pero somos pocos los que disponemos de algunos minutos de nuestra vida diaria para conectarnos con nuestra verdadera esencia, con el yo interno, con el Sí mismo o como quieras decirle a esa partecita íntima y espiritual.

Vivimos en una sociedad excéntrica, donde no se nos ha entrenado para ir al propio encuentro interior. Estamos tan alejados de nosotros mismos que nos cuesta identificar qué es eso del Sí mismo, el alma o el Ser interior.

Cómo profesor de Yoga y meditación me topo con este obstáculo permanentemente, casi todos los alumnos llegan con su mente dispersa, con sus sentidos clavados al nivel de lo material, al parecer la conciencia está agarrotada en el “ganar y gastar” y aunque toda esa energía puesta en el afuera es indispensable en un mundo material, no debemos olvidarnos que: “No solo de pan vive el hombre” como dijo el gran maestro Jesús. El alimento espiritual es también una necesidad del ser humano.

Según los yoghis y maestros espirituales de la India antigua la angustia, la depresión, el nerviosismo y la respiración irregular constituyen la forma de vida de miles de personas que nunca observan ninguna práctica espiritual.  Cuando empezamos a practicar meditación o alguna disciplina espiritual empezamos por tomar el control de nosotros mismos, de alguna manera dejamos de ser las marionetas de nuestros sentidos, impulsos, pensamientos y emociones.
Cuando el discípulo entra en el sendero espiritual es capaz de controlar sus hábitos más mecánicos y poco a poco se va librando de todo aquello que lo ata, lo enturbia y entorpece. Solo con una práctica regular la mente puede disciplinarse. El ser humano nunca le ha dado la oportunidad a su propio potencial interno para crecer, quizá AHORA con la crisis económica mundial, con las pandemias y con los cambios de paradigmas en la conciencia colectiva estamos obligados a hacer una introspección y un cambio de conciencia. Este momento puede ser una oportunidad para crecer a nivel personal y planetario. Promovamos juntos nuestro cambio interior.



Por Javier Di Vito ®
Se autoriza reproducir esta nota solo citando la fuente.

 

 

INFORMES Tel: 54-011 4542-2352 / Contacto: consultas@javierdivito.com