Consultas | Seminarios | Quirología | Yoga | Meditación

 

Home

Trayectoria

Método Di Vito

Testimonios
Mi Proyecto

Revista Virtual

Seminarios Presenciales

Pregúntale a Javier
Libros

Meditaciones Temáticas en CD

DVD

Galería de Fotos

Contactame








Diseño Web:
ISIS DESIGN
Webmaster:
isis@mastermate.com.ar

Este sitio fue creado
el 1/07/05

 

REVISTA VIRTUAL


SOBRE EL AMOR Y EL DESAMOR A UNO MISMO
©por: Javier Di Vito


Cuando uno se ama, empieza a darse cuenta que la felicidad o el estar bien es saber disfrutar la vida, por el contrario cuando uno no se ama se las arregla para hacer de su vida un campo de batalla.

 

Hay gente que es muy respetada socialmente, tienen muchos doctorados, tienen sus paredes atestadas de diplomas y hasta tienen mucho dinero…pero cuando llegan a sus casas se dan cuenta de que no tienen paz, sufren de trastornos en la ansiedad, no pueden dormir sin sedantes,  viven desesperanzados y quejándose por cualquier cosa y lo que es peor,   viven discutiendo con sus seres queridos, han convertido en un “infierno” lo que podría ser un hogar  y hasta en la mayoría de los casos han anulado la intimidad y el compañerismo con sus parejas; ellas viven como robots insensibilizadas, atrapadas en sus agendas personales, sin tiempo para disfrutar la pareja, jugar con sus hijos, experimentar un momento de meditación o mirar un cielo estrellado. Estas personas tienen mucha información y sapiencia pero no han aprendido a amarse a sí mismas, han perdido lo más valioso que puede tener un ser humano, la sensibilidad. 
Los niños muchas veces son más inteligentes que los adultos, ellos tienen una mente no tan corrompida por el mundo utilitario, ellos están mucho más conscientes de los colores, de los sabores, del arco iris, de los atardeceres, ellos no tienen tiempo para preocuparse porque están demasiado ocupados presenciando el milagro y la magia que los rodea.
A  mi juicio todos deberíamos hacer algo que nos eleve más allá del mundo material, deberíamos reencontrarnos con la meditación, con la paz, con el amor, con la música, con el  arte, con la plegaria, con los buenos pensamientos  y con todo aquel aspecto que llamamos espiritual. Todos deberíamos tratar de bajarnos del rol de padre, madre, esposo, esposa, hijo, hija, maestro, médico, abogado, esteticista o lo que fuere y experimentar un sentimiento de alegría, paz y felicidad, aunque sea un momento transitorio.
Cuando uno se ama, empieza a darse cuenta que la felicidad o el estar bien es saber disfrutar la vida y el estar mal es ingeniárselas –siempre- para pasarlo mal con algo o alguien En mis talleres y seminarios le enseño a la gente a cambiar su programación mental, porque considero que cuando la mente se automatiza para ser feliz, el resultado es la felicidad.

® Por: Javier Di Vito, conferencista, profesor de Yoga, autor de siete libros y creador del libro y seminario Ámate tanto como puedas, el método Di Vito contra miedo, angustia depresión, estrés.

 

INFORMES Tel: 54-011 4542-2352 / Contacto: consultas@javierdivito.com